Inscríbete aquí

Artículos

Trastorno Déficit Antencional_1

¿Tu hijo podría tener Trastorno de Déficit Atencional?

12 March 2019
Hay tres síntomas que se identifican con el Trastorno de Déficit Atencional: impulsividad, inatención e hiperactividad, señala la Dra. Perla David, neuropediatra y académica de la Universidad de Chile. Revisa acá los consejos de la especialista.
Trastorno Déficit Atencional_2

¿Tu hijo no se queda quieto?, ¿tiene problemas de atención o es hiperactivo? Si ya cumplió los 6 años de edad puede ser parte del 10% a 12% de la población infantil que presenta Trastorno de Déficit Atencional. 

“Pese a que en etapa preescolar hay signos sugerentes de déficit atencional, el diagnóstico se debe hacer después de los 6 años y cuando ingresan a primero básico porque recién ahí el niño es capaz de atender, concentrarse y seguir instrucciones”, explica la Dra. Perla David, neuropediatra de Clínica Dávila, académica de la Universidad de Chile y miembro de la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia de Chile (SOPNIA).

Para que te hagas una idea de cómo identificar este trastorno, hay 3 síntomas que son los más usuales: impulsividad, inatención e hiperactividad.

“Al hacer el diagnóstico es importante descartar que los síntomas no correspondan a otro cuadro clínico como epilepsia, problemas de maltrato o enfermedades degenerativas progresivas. Este trastorno habitualmente es de origen genético o está asociado a la hipoxia y prematurez”, detalla la especialista.

La Dra. David agrega que este trastorno tiene un 60% mayor prevalencia en hombres que en mujeres y el antecedente genético es más marcado en el sexo masculino, es decir, es más frecuente que el papá se lo transmita al hijo varón. “Cuando las niñas tienen Trastorno de Déficit Atencional se les manifiesta más suave que a los niños y se les termina antes, principalmente por la maduración previa”, destaca.

Consejos para los padres

Si tu hijo presenta Trastorno de Déficit Atencional, pon en práctica estos consejos para ayudarlo a manejar este síndrome.

-Incorpora orden y rutinas establecidas: Es importante que todo a su alrededor esté ordenado y sistematizado. Por ejemplo, el niño se debe dormir temprano y tener un horario permanente de desayuno, almuerzo, once y cena. Ayúdale a generar hábitos de estudio. En esos momentos es importante supervisarlo y orientarlo pero sin hacerle las cosas.

-Aumenta sus actividades: Si el niño es muy hiperactivo, entre más cosas tenga que hacer mejor controlará su hiperactividad. Asimismo, es aconsejable hablar con sus profesores para que le entreguen más actividades.

-Disminuye los videojuegos: Hay que evitar el uso nocturno de los videojuegos. “Son adictivos y pueden provocar déficit atencional. Además, los padres deben tener cuidado y vigilar que el niño no lo juegue en la noche porque, incluso, le pueden producir trastornos del sueño”, afirma la Dra. Perla David.

-Refuerza lo positivo: El déficit atencional puede influir en una autoestima bajísima en los niños. Para evitarlo, los padres deben destacar siempre lo bueno o positivo que haga el hijo y no retarlos o hacer que se sientan mal. Lo más importante para la autoestima es que la persona sienta que hace las cosas bien.

-Incorpora actividades deportivas: Hacer ejercicio les ayuda a autocontrolarse, seguir instrucciones, tener disciplina y compartir socialmente. Las artes marciales, natación, yoga y atletismo, son algunas de las actividades más recomendadas.

-La medicación no presenta riesgos: La Dra. David asevera que los fármacos favorecen la producción de noradrenalina, lo que estimula  la atención, concentración, memoria y la cognición. En este caso, el que más se utiliza es el metilfenidato. Eso sí, la doctora advierte que antes de su administración, el niño debe ser evaluado por un especialista, ya que puede generar efectos colaterales, como dolor de cabeza.

 

No lo dudes, si notas que alguno de tus hijos presenta síntomas de Trastorno de Déficit Atencional ten en cuenta estas recomendaciones y acude a un especialista.